Si no es por vosotros me compro el trípode más caro y más pesado de la historia, mi espalda y mi bolsillo os lo agradecen 😉